Tu navegador (Internet Explorer 6) está anticuado. Tiene reconocidos fallos de seguridad y es probable que no muestre todas las prestaciones de esta y otras páginas web. Descubre como actualizar tu navegador.
X
DVD

The Alarm – Loreley Festival 1984

Loreley Festival, St. Goarshausen, Alemania, 25 de agosto de 1984, Rockpalast

Rockpalast
WDR-Rockpalast has requested us to delete the photos or videos from this program/network, so from today on we don´t will be able to illustrate the info of the Rockpalast shows anymore. For pictures or videos from Rockpalast visit his website.

WDR-Rockpalast ha solicitado que borremos las fotos o videos de ese programa así que desde ahora los conciertos de Rockpalast no incluirán fotos o vídeos nunca más. Para ver fotos o vídeos de Rockpalast visita su página web.

The Alarm
25th August 1984
St. Goarshausen
Loreley Freilichtbuehne
3rd Rockpalast Open- Air

Source : VHS Master WDR SAT TV Broadcast 1999
VIDEO:PAL 4:3 6088 kbps (GSpot Specs)
AUDIO:LPCM 48khZ (WAV AUDIO uncompressed) (Gspot Specs)
Trackmarked and Basic Menu
recorded,transfered, authored, uploaded by AO
Transfer, Authoring, Upload in February 2010
Artwork by kigonjiro.com
Total 79:10min

1 Marching On
2 Where Were You Hiding When The Storm Broke
3 Third Light
4 Across The Border
5 Shout To The Devil
6 Reason 41
7 What Kind Of Hell
8 The Deceiver
9 Blaze Of Glory
10 Unbreak The Promise
11 One Step Closer To Home
12 Howling Wind
13 The Stand
14 Sixty- Eight Guns
15 Bound For Glory
16 Knockin´On Heaven´s Door

Enjoy and share
kigonjiro.com 2011

Not For Sale – DVD Gratuito

Descarga los archivos desde FileFactory
Para estar al tanto de las novedades y avatares del blog únete a nosotros en el facebook

Algunas imágenes:

  • Muchas gracias. Uno de esos grupos que no vi en su momento y que al menos y gracias a ti, puedo ver sentado en el salon de mi casa. Mil gracias y un saludo desde Burgos.

    Miguel

    12 febrero 2011

  • Yo también me quedé sin verlos y es uno de los pocos que me gustaban los suficiente como para comprar un VHS en directo suyo. Aún lo tengo ocupando sitio porque increiblemente aún no ha sido reeditado en formato DVD. Se lo compré a los de Clash cuando ya estaban en la calle de La Paloma y en algún bar de Briviesca esa cinta ha metido muchas vueltas.

    txomin

    13 febrero 2011

  • Yo, por edad, no conocí a Clash en otro sitio que no fuera en la esquina de la calle de la Paloma, pero, solo por curiosidad, ¿dónde estaban antes?.

    Me has hecho recordar las tiendas de discos y aquel ritual de ver los discos, las portadas, tocarlas, importante sentirlas en tu mano, bueno, quizá tonterias de los 15 años, y luego pedir escucharlo, ponerte aquellos cascos que parecian tan buenos y escucharlo. Menudo privilegio.

    Lástima que eso haya cambiado.

    Pero al menos no la sensacíon. Sigo visitando tiendas cada vez que puedo y eso no es comparable a comprar en eBay, Fnac o cualquier tienda virtual.

    Dios mio, si parezco un dinosaurio…

    Miguel

    13 febrero 2011

  • Creo que la calle se llamaba Hospital Militar. Bueno callejilla más bien que une la Plaza Vega con la Calle Concepción. Igual te suena un Sex Shop que estaba casi en frente de lo que era Discos Zeppelin (luego Clash). Digo “te suena” porque era algo que a la gente se le queda y comenta(ba). Sería en la calle trasera de lo que hoy es el hotel Palacio de la Merced y eso era muy estrecho, creo que donde está la trasera del hotel lo que había eran cocheras. No era una calle que tuviese circulación, la verdad.

    A mi me costó encontrarla la primera vez, fue un domingo y estaba cerrado, nunca se me olvidará porque perdí el autobús de mi equipo de futbol y tuve que volver a Brivi por mis medios -jugábamos en los campos de Villafría y después de nuestro partido jugaban los mayores así que aproveché ese par de horas para ir al centro y buscar aquella tienda de discos de la que me habían hablado-.

    Lo que encontré, no sin dificuldad, fue una puertecita estrecha (creo que era verde) que por su ventana de cristal mostraba un espacio también estrecho que en su pared izquierda tenía una larga hilera de cajones con LPs y decorando esa misma pared los típicos estantes de cassettes con railes, de los que mostraban la portada, de frente. Al fondo una mesita y una ventana que daba a un patio (la tienda era estrecha y oscura) y a la derecha había un hueco que tenía un sofá.

    Pero lo mejor de todo era lo que vi mirando al suelo, justo debajo del cristal de la puerta: varios de los discos que más me interesaban estaban allí a mis pies, expuestos en el suelo y sustituyendo al escaparate que la tienda no tenía. Aquellos vinilos de los Pistols, Clash, Stranglers ya llevaban mi nombre y no durarían mucho allí.

    Lo recuerdo perfectamente, igual que cuando volví para comprarlos sólo unos días después -esta vez en tren- y me encontré allí a José María Rey (luego DJ y sus chanchullos) que mataba el tiempo entre clientes ensayando con la guitarra. Quería encasquetarme cosas de Led Zeppelin, Back Sabbath, Genesis, etc… pero no sabía que el mocoso que tenía delante por primera vez tenía las cosas muy claras: Sex Pistols, Stranglers, The Jam, New York Dolls, Stooges, Clash,.. y tuve que dejar el Marquee Moon de Television para otra vez.

    Las horas que habré pasado revolviendo discos, mirando portadas, leyendo créditos… con Rey a lo suyo tocando la guitarra. Seleccionaba lo que quería escuchar y yo mismo me los iba poniendo en el plato, con unos enormes cascos en mi orejas. Casi todas las semanas -si había ganado a las cartas, que era mi única opción para poder comprar discos y se me daba bastante bien- cogía aquel tren los jueves por la tarde. primero los discos y luego las revistas de música y los comics. Luego vuelta a casa y a esconderlo todo… hasta que la colección fue creciendo y ya no fue posible ocultarlo. Que tiempos, joder.

    txomin

    13 febrero 2011

  • Si, ahora la recuerdo, no conseguia ubicar su paradero. claro que me suena todo eso que me dices, mas si tenemos en cuenta que años mas tarde aprendí el oficio de fotografo en Foto Villafranca donde trabajé durante 3 años de mi adolescencia, pero esa es otra historia.

    Si que eran grandes aquellos cascos, yo recuerdo más los de Ghetto, ya que a mi si consiguieron engancharme a Zeppelin y demás y en ghetto se decantaron mas por esos sonidos. Grato recuerdo de aquellos enormes cascos que se te caian porque te venian grandes. También desapareció hace mucho, pero en el 2005 la reabrió un buen amigo, Pedro Olaya, que consiguió mantenerla abierta durante 3 años.

    Alli, ya con los 30 sobrepasados con creces, descubrí de la mano de Pedro (gran escritor con un par de libros publicados y mejor persona) las delicias de Gram Parsons, el Pick up the fences de Poco, los Fleetwood Mac de Peter green y muchos mas…

    Ay, yo también me estoy poniendo nostálgico…

    Miguel

    13 febrero 2011

  • En Ghetto también tenía buenos amigos, la abrieron Manolo Blanco y otros compañeros de la radio. Les perdí la pista porque estuve bastante desconectado una temporada por mi trabajo y mi pareja de entonces. En los 90 tenía una tienda de informática muy cerca de allí e incluso íbamos mucho a la cafetería de al lado, vi pasar por allí a mucha gente y no había el feeling que si que tenía con los de Clash, los originales de Ghetto o luego con Pedro. La pena con Pedro es que el horario era muy irregular (una vez estuve esperando más de dos horas a que abriese) y además siempre estaba más ocupado en asuntos personales serios que en la tienda. Luego estaba el tema de la oferta que era muy reducida y más para alguien como yo que andaba comprando los vinilos en pre-reserva de tiendas de todo el mundo. Algunas veces le compraba algo por no irme de vacío.

    txomin

    13 febrero 2011

Deja un comentario  

nombre*

email*

página web

Enviar comentario